Época de recordar

 Recordar que tu nacimiento fue fruto del amor.

Que tu vida es un milagro en un mundo de muerte.

Recordar que tu sonrisa es la máxima expresión de humanidad
y que un abrazo tuyo aleja la tristeza.

Recordar que los pretextos de la vida; trabajo y estudios,
sirven para obligarnos a estar juntos. ¿Podrías estar solo?

Recordar que aunque no lo diga, eres especial y alumbras mi vida,
vida feliz de coincidir contigo.

© Francisco Díaz

Imagen tomada de internet

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .