Brazos al viento

El sol ya cae.
Tu Amigo inseparable, 12 horas sobre tu espalda,
cantándole al grano que recoges,

con la esperanza de convertirse en los dólares

para comprar fósforos y sal,

y que sean, en el fogón, convertidos en energía para ti y tu familia.Es una dependencia mágica,
llena de respeto y de esperanza.

Despierta nuevamente, y que tus brazos se eleven al sol.
Que el frijol, que te da fuerza, fortalezca tu corazón;
limpio, sano, transparente y lleno de amor.Tu fruto será el gallo pinto, hermoso y colorido,
galardon de vida, pues da vida.

Levanta tus brazos, que tu fiel compañero,
a tu espalda seguirá iluminándote
el camino al eterno retorno.

© Francisco Díaz
29-11-09 La Garnacha, Estelí, Nicaragua.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.