Una Palabra de Amor

Una Palabra de Amor
Ricardo Díaz González

(16/06/1913-14/10/1976)

Carta de Francisco Díaz (padre) a Francisco Díaz (hijo)

Celebramos con tus tios el cumpleaños de tu abuelito Ricardo Díaz.

Fue un hombre emprendedor, nervioso como tu papá, lleno de proyectos y aspiraciones. Muy estudioso de la palabra de Dios y de la literatura. Tu abuelito leía hasta 10 horas diarias.

Scan10167Periodista, locutor, Ministro de la Comunión, telegrafista, fotógrafo, comerciante, poeta, músico, consejero matrimonial, político ..etc. etc. Y mi papá.

Tenía yo 17 cuando falleció a los 60 años de edad… casi joven, porque ahora hay hombres de 80 (años) y están trabajando.

Fue un estratega de la vida, palabra sonora, presencia impresionante, expresión clara y contundente. Su voz resuena todavía en las montañas de Soloma, La cayetana y de los Rezadores.  Parece que ayer se fue de mi lado y siento que nunca ha partido.  Lo veo danzando en La primera Melodía de la Chapinlandia, en las fiestas de Soloma, en junio 29, Día de San Pedro.

Le hablo cada día con una mirada y mis oídos se acercan a su palabra de paladín de la oratoria. ¡Cuando tomaba el micrófono, era para propagar los argumentos de un Demóstenes!

Se fue de esta esfera sin dolores y tristezas. Partió como hizo siempre con sus viajes, con prisa y sin previo aviso. En la noche anterior soñó unos topacios al final de un túnel, y vio los ojos de un Cristo que lo amaba más que nunca. Luego de contar el sueño a tu abuelita Cándida, entregó su Espíritu porque “todo estaba consumado”.

Scan10126Había cumplido su cometido y lo hizo muy bien. Seguro de sus pasos y de sus propuestas: Primera bicicleta, primer radio receptor, primer proyector de cine, primer estudio fotográfico, primera agencia comercial de aparatos eléctricos, telegrafista, ‘llave del estado” como se llamaba.

Fue un hombre excepcional, lleno de entusiasmo y salió siempre adelante.  Claro que pasó muchas víscicitudes, pero salió adelante y nos legó un consigna: “¡Los reclamos o exigencias de la vida me encuentren de pie y con la frente en alto!” decía, cuando superaba momentos difíciles de su existencia..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una Palabra de Amor

  1. Anonymous dijo:

    Que bella carta…

    Me gusta

  2. Anonymous dijo:

    Hermoso testimonio de una vida dedicada

    Me gusta

  3. Pingback: El padre que no quiero | ¡Aquí escribo!

  4. Francisco Díaz. dijo:

    Han pasado cinco años y los conceptos siguen invariables… creo que con más acento puedo afirmar que Ricardo Díaz González, fue un hombre sabio. Sí, supo vivir… y amó entrañablemente a Cándida Luz, el amor de su vida. Doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de conocer a un hombre excepcional.

    Me gusta

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.