Camino al Gólgota

Descalzo sobre el suelo,
después de la cosecha,
carga con el sustento diario.
Los pies con llagas,
las manos curtidas,
la espalda hinchada,
como Cristo al Gólgota.

Lamentos que se ahogan
en lo más íntimo de su ser.

Cristo sigue Crucificado.

Y yo, le veo pasar a medir el café,
sé que no le alcanza,
sé que se acostará con hambre,
sé que mañana volverá con la esperanza de cosechar más

Y yo, le seguiré viendo,
como aquellos que acompañaron al crucificado en su agonía,
viendo, simplemente viendo.

© Francisco Díaz

Boquete, Chiriquí, Panamá.
Finca de los Taylor
Diciembre 2004

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.