Buenos días Señor

Nuevamente sale el sol.

Los pájaros cantan,
los niños despiertan,
el hambre golpea.

Los papás se miran
y una sonrisa será el gesto comunicador
de la dura faena que les espera.

¡Vengan a comer!

Será la primera llamada para todos,
un poco de arroz y café.

¡Al trabajo se ha dicho!

Tu rostro curtido por el sol me brindará una sonrisa,
tus manos de piedras y los pies como hechos de barro
te hacen ser parte de la naturaleza de la cual vives.

La naturaleza es tuya,
pero no te alcanza el terreno,
y vienen grupos de afuera que quieren controlar
y limitar la fuente de vida que siempre te ha pertenecido.

Te explotan y caes nuevamente con la cruz,
te escupen, te maltratan.

Ante mi asombro y ante todos,
te levantas nuevamente y continúas caminando,
viviendo, luchando, cada vez más sentenciado,
cada vez más amenazado.

La alegría de tu rostro no desaparece
y la esperanza está presente.

¡No entiendo!

© Francisco Díaz

@franciscodiazsj

Lago Alajuela, Chilibre, Panamá.

 Imagen tomada de internet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.