Me regalaste

El abrazo de mi ma

Me regalaste tu juventud,
años de maternidad nueva
de sueños sin dormir
de alegrías por venir.

Me regalaste tus abrazos,
incontables en los días
interminables en las noches
saturados de ternura.

Me regalaste tus proyectos
y te graduaste con mención honorífica
cuatro veces nominada
al título “madre”.

Aceptaste confiar en el amor
fiel acompañante en tu aventura
frío caluroso, pueblo que suspiró tu nombre
nuevo idioma marcado en tu corazón.

Caminaste mil veces hacia Yulchén
con la certeza nueva en tu corazón
que cada día florecía y se apagaba
con los buenos días hogareños y pequeños.

Me regalaste tu sabiduría
la que no usa agenda
en la que siempre hay tiempo
pues lo dicta el corazón.

Me regalaste los años grandes
esos años de amistad
compañera de camino
conversaciones a distancia.

Me regalaste ser tu sangre,
tu corazón, tus ideas
tu valentía y honor.

Me regalaste la dicha de llamarte mamá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Me regalaste

  1. Anonymous dijo:

    hijo lindo, nuevamente leo tus pensamientos y sentimientos y me traslado a tenerte en mis brazos, encerrando tu cabecita en mis manos pidiendole a Dios que me hiciera recordar siempre ese momento.Ya que asi me ves y me sientes, no puedo mas que bendecir tu vida y agradecer tu amor. te quiero mucho…

    Me gusta

  2. otra vez lágrimas al leer tus pensamientos. otra vez la misma emoción y el latido de mi corazón, otra vez el deseo de abrazarte. otra vez la oración para que Dios te siga llenando de bendiciones. otra vez mi agradecimiento a Dios por la vida tuya y la de tus hermanos. te quiero mucho y con amor los bendigo hijos de mi alma.

    Me gusta

  3. Francisco Díaz dijo:

    La grabación lleva más de 5 años… y fue un poema que pude declamar teniendo frente a mí a Cándida Luz, tu abuelita… vi que se llenaron sus ojos de lágrimas y mis voz se quebrantaba. Cotidianamente no sabemos aprovechar la presencia de los seres queridos en general… padres, hijos, esposa, etc. pero al final, en el corazón siempre quedará la impresión de haber visto cruzarse en tu camino, a seres sencillamente maravillosos…

    Me gusta

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.