¡Gracias Dean!

dsc00190

Francisco Díaz SJ-Jack Barron SJ-Dean Brackley SJ-Martín García SJ y Jack Warner SJ

Conocí a Dean Brackley el 3 de enero de 2008 en El Progreso, Honduras. Él estaba terminando una semana de Ejercicios Espirituales y yo iniciaba un mes de pasantía en Radio Progreso.

Fueron alrededor de 20 minutos de bromas y anécdotas las que bastaron que un año después, viviendo en El Salvador, sintiera suficiente confianza de saludarlo y bromear un rato. Coincidíamos en reuniones o en algún lugar de la UCA. ¡Siempre lo encontraba de buen humor!

Cuando nos contaron de su enfermedad, seguí de cerca su lucha de 6 meses contra un cáncer de páncreas e hígado, que se lo llevó de entre nosotros el 16 de octubre de 2011. Desde entonces no he dejado de leer y escuchar a cientos de personas que se sienten privilegiadas por haber caminado junto al que llamaban amigo, profesor, padre y hermano.

Recordar y tratar de enumerar los lugares y situaciones que han provocado tanto afecto hacia Dean, me llevaría un buen rato, pero puede ser que por el momento baste una sola palabra: ¡Gratitud!

En el audiotestimonio de gratitudque grabó cuando aún su cuerpo tenía fuerzas, se le escucha completamente convencido que sus más de 20 años en El Salvador fueron de mucha bendición, y que su vida se fue enriqueciendo conforme iba conociendo cada vez más la realidad del pueblo martirial.

No es fácil encontrar los motivos por los cuales alguien que vivía en Estados Unidos, con una preparación académica de calidad, con amigos, familia y proyectos personales, se ofreciera dejar todo y venir a El Salvador para continuar la misión de uno de los jesuitas asesinados en la UCA.

En el audio, Dean repite una y otra vez que está agradecido por lo que recibió y aprendió en El Salvador.  En lo personal, me cuesta aceptar tales palabras de gratitud de Dean, pues considero que él vino a entregar más de lo que nosotros pudimos ofrecerle. Como país, estoy seguro que muchos de sus desvelos los dedicó a pensar en cómo promover la solidaridad entre estudiantes “gringos” y salvadoreños.  A nivel individual, imagino que muchos le buscamos para contarle nuestros problemas y preocupaciones.

Ahora toca decirle a Dean, ¡Gracias!  Al hacerlo, con seguridad entraríamos en un constante devenir, pues Dean me diría que él está más agradecido, y yo le replicaría que nosotros estamos más agradecidos.  Y Dean respondería que él está más agradecido, y así sucesivamente.

©Francisco Díaz

Video sobre la vida del Padre Dean Brackley S.J.

.

Video: Palabras de gratitud de Dean Brackley S.J.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Gracias Dean!

  1. luis antonio guerrero dijo:

    Lo conocí -si se puede decir esto- a través de un libro (espiritualidad para la solidaridad) que compré en la Librería Loyola en Monterrey, N.L. Me estremeció todo mi ser. Gracias Dean.

    Me gusta

    • Francisco Díaz dijo:

      Luis Antonio, precisamente el libro Espiritualidad para la Solidaridad, ha sido mi lectura de cabecera en estos días. ¡Dean sigue creando solidaridad!
      Gracias por tu comentario.

      Me gusta

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.