El espejo del General

José Efraín Ríos Montt puede cobijarse bajo la inmunidad parlamentaria, retardar el juicio, tener casa por cárcel y negarse a testificar, pero la historia se encargará de mostrarle y decirle quién es esa persona que ve a diario en el espejo.

1926

Esa tarde calurosa en Huehuetenango, la casa de Consuelo y Hermógenes Ríos Montt se llenó de vagidos y sueños familiares producidos por la venida al mundo de José Efraín. Le mostraron su rostro infantil e inocente frente al espejo del dormitorio. Seis años tendría que esperar para “cargar” a su hermano Mario Enrique, con el que compartiría juegos e ilusiones, travesuras y alegrías. Y tal como dicta el destino, los jóvenes abandonaron el hogar y emprendieron el viaje en busca de su vocación. Mario Enrique se fue al Seminario y José Efraín a la Academia Militar.

1943

El agua fría de la Academia se deslizaba por su rostro juvenil mientras la máquina de afeitar dibujaba las facciones de cadete. Sus ojos ávidos e inquietos tendrían que barrer las letras de cientos de libros que serían parte de su formación profesional, incluyendo aquellos de Fort Gulick (La Escuela de las Américas) que les ofrecía como lectura de mesa el Manual de Tortura KUBARK, aprobado y garantizado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la cual explicaba técnicas para interrogar a la contrainteligencia, que recomendaba secuestrar a los adversarios por la mañana, vendarles los ojos, desnudarlos, hacerles pasar hambre y sueño y utilizar descargas eléctricas.

Durante las noches notaba cansancio en su rostro, pero sus labios dibujaban satisfacción por la teoría aprendida, aguardando con ansiedad el momento de poner manos a la obra.

1982

Se levantó temprano y se puso el uniforme militar verde olivo. Observó su perfil y notó ciertas arrugas que trataba de ocultar con el denso bigote, pues además de golpista y presidente, la insignia de “dictador” se la ganaría con sudor y sangre, tal y como lo estaban haciendo otros exalumnos de la escuela mencionada: Manuel Noriega en Panamá, Vladimiro Montesinos en Perú, Hugo Banzer Suárez en Bolivia y Roberto D´Aubuisson en El Salvador, responsable intelectual del asesinato de Monseñor Romero.

Durante los 16 meses de su gobierno, tuvo en su agenda una nota escrita con mano firme que decía Operación Sofía, en la cual giraba instrucciones claramente ambiguas como aquella de no matar mujeres y niños “hasta donde sea posible”.

2013

El General no es más un ser infantil e inocente, pues sus canas y arrugas significan años de vida militar que no han pasado desapercibidos para los defensores de los derechos humanos, que lo relacionan directamente con más de 270 homicidios, con 1,700 asesinatos a cargo de las fuerzas armadas en 11 masacres y con más de 1,480 mujeres violadas. Los familiares sienten tocar la justicia al escuchar el auto de apertura a “juicio por genocidio” y deberes contra la humanidad que le deja reclamando su derecho a guardar silencio y sosteniendo entre sus manos temblorosas la Constitución Política de la República.

La imagen de joven cadete lleno de energía y ferocidad no es su reflejo actual. La estampa de Jefe de Estado se le escapa en el tiempo que le reprocha la estrategia contrainsurgente “tierra arrasada, dolorosa más que victoriosa, condenada más que exaltada.

Hoy, Efraín Ríos Montt se levanta nuevamente y enfrenta su realidad. Examina su rostro cansado y sorprendido en el espejo. Sus ojos profundos le muestran la verdad de su vida, la sinceridad de su vocación y la justificación de sus actos, en definitiva, es la única persona a la que no puede engañar y ante la cual no puede guardar silencio.

© Francisco Díaz

Artículo publicado por Plaza Pública el 11 de febrero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.