Receta para un genocidio chapín

El juez Argentino Eugenio Zaffaroni afirmó que “los genocidios no surgen de un día para el otro y su instalación suele ser también criminal”, y consideró que su concreción requiere de “semillas de discriminación que sirven para la instalación de un enemigo”. “Estas masacres súbitas no son tan súbitas, normalmente vienen precedidas por masacres por goteo. El genocidio es un fenómeno social, porque los genocidas emergen de nuestras propias sociedades”, dijo durante una clase magistral brindada en la Universidad Popular de Madres de Plaza de Mayo.

Mayo en Guatemala. Los vientos frescos nos traen buenas noticias y nuestro paladar cada vez es más exigente. A pesar de todas las malas noticias fruto de las acciones corruptas de algunos funcionarios de gobierno y de la violencia que parece ser el “pan nuestro de cada día”, es recomendable aprender cómo se prepara un genocidio chapín, platillo obligado para estas semanas añoradas en nuestro país de la Eterna Primavera.

Ingredientes

Divida a los guatemaltecos en tres grupos. A los primeros, hágales creer que a pesar de haber nacido en Guatemala, son distintos del resto de “indios” de a pie, y por lo tanto deben aprovecharse de los recursos del país creando alianzas con empresas extranjeras, véase la historia de la United Fruit Company y la minera canadiense Tahoe Resources, incluyendo el favor del gobernante de turno y de las fuerzas armadas para defender tales intereses. Al segundo grupo, agréguele una fuerte dosis de racismo y dele un empleo estable en una empresa con vacaciones fuera del país. De esa manera conseguirá que hagan todo lo posible por callar las injusticias y actos de corrupción que presencien, so pena de perder la fuente de ingreso que les permita almorzar un “shuco” en El Ejecutivo. Y al tercer grupo engáñelo diciendo que la tierra en la cual nacieron los abuelos de sus abuelos no les pertenece y que por no hablar español o no ser “cheles”, su fotografía pintoresca únicamente se hace necesaria para eventos y atracción turística.

No olvide que debe preparar unos cuantos guatemaltecos en escuelas especiales (de las Américas), para que pierdan sabor y se les reconozca por lo agrio de su olor.

Preparación

Escogemos la olla en la cual vamos a meter a todos los guatemaltecos indefensos, mujeres embarazadas, niños y ancianos y los destrozamos con técnicas traídas de Estados Unidos, léasetierra arrasada”. Procure utilizar en su mayoría cocineros chapines reclutados y entrenados. Cuando acabe con ellos, entierre los restos en lugares dispersos. Una vez termine, lávese las manos y cual arte de magia haga que el cocinero y meseros olviden lo sucedido, para que cuando les pregunten respondan que “no sabían y que no ordenaron nada”.

Sacamos de la vasija al primer grupo de guatemaltecos y los ponemos a refrigerar para que sus ideas se mantengan intactas, fruto de la prosperidad económica que han conseguido para ellos y sus amigos.

Por último, agréguele una buena dosis de amnesia para que agarre un tono colorido y triunfalista. Se recomienda servir con algunos actos folclóricos, en los cuales se intente demostrar que al gobierno y empresarios les interesa la cultura maya, sabiendo que al final lo único que persiguen es el excedente que quede.

Degustación

El genocidio chapín hay que servirlo bien caliente y se puede acompañar con coca cola.

Advertencia

Sepa que la receta, si bien es novedosa, tiene poco más de 30 años de estarse sirviendo. Lo extraño es que los cocineros no se acuerdan cómo la prepararon y lo bueno es que la señora Justicia clausuró el restaurante. Y debido a la indigestión nacional que ha provocado, se ordena que Nunca Más se repita tal genocidio chapín.

© Francisco Díaz

Artículo publicado en Plaza Pública

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.