El sueño no existe

No es rechazo ni aceptación, sino todo lo contrario.  A fin de cuentas se trata de cuidar nuestro sueño y respetar las horas que necesitamos para reponer energías.  De no ser así, pidámosle a alguien que nos avise cuando “se nos seque el cerebro y perdamos el juicio”

Escuchando una radio en Guatemala, el locutor actualizó la hora, 2:30 de la mañana, y dijo lo siguiente, “noctámbulos[1], el sueño no existe”.  Y así transcurrió mi desvelo. 

Mi hermano andaba en la especialidad de medicina y lo normal era acostarse a la 1am y levantarse a las 4:30am para seguir estudiando y salir rumbo al hospital a las 5:30am.

Con respecto al Quijote, siempre recuerdo lo siguiente: “En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer se le secó el cerebro de manera que vino a perder el juicio”.  (Cervantes, 2012)

Es inevitable desvelarse como es imposible ocultar que la razón obvia es ser adicto[2] a un oficio provechoso o no.  Al estar claro que los noctámbulos somos adictos, podemos crear un listado sobre nuestros apegos, encargos o afición desmedida que nos mantiene “vagando” cuando se supone que tendríamos que estar descansando.

Estudios del colegio o universidad

  • Puede ser que sea la más común de las razones y que se intensifique tal justificación cuando el parcial se avecina.  Algunos que trabajan y estudian a la vez no tienen opción y deben –obligadamente- sacrificar su bien merecido descanso, en contraposición de aquellos que por simple dejadez dejan todo a última hora.  En ambos casos, estudiar durante la noche y madrugada puede ser que colabore a retener mejor un contenido, de no ser así, estudiar antes de un parcial es simple desesperación.

Afición[3]

  • Sea la razón que sea y sea cuál sea ese “algo o alguien”, es importante que analicemos detenidamente el provecho que tal actividad nos ofrece pues le hemos otorgado nuestras horas de justo reposo.  Tal lista puede ser la más extensa y variada, pues tan diversos son los gustos nuestros.

Red social

  • Quedarse chateando en cualquiera de las redes sociales sin tener un tema o interés en particular, incluso puede ser que sea “cualquiera” aquel con quien se escriban los buenos días.  Lo chistoso de este asunto, es que el chateo puede durar horas y horas, pero al tener a la persona cara a cara, con dificultad sale el saludo respectivo.

Ensalada

  • Sentarnos frente a la computadora y abrir youtube, Facebook, twitter, skype, nuestro correo y por último lo que en realidad tendríamos que hacer.  Esa ensalada de videos, muro, inbox y etiquetas, hace imposible que se avance en aquello que vale la pena.

Algo satisfactorio

  • Trabajar en un proyecto personal que nos interese.  Tales pueden ir desde practicar música, escribir un libro, pintar, leer, etc.  Sea la que sea, sabemos que si bien debemos realizarlas en horario no laboral ni académico, valen la pena y por lo tanto nos producen satisfacción, sin importar que venga junto con el desvelo.

Reloj biológico

  • Puede ser que descubramos que a ciertas horas del día estamos en mejor disposición de realizar tal actividad.  Por ejemplo, algunos pueden concluir que son buenos para memorizar en la mañana, y que la reflexión propia de la filosofía se les otorga en la noche.  Que unos pueden disfrutar de música clásica por la tarde y comprender historia por la noche.  Incluso necesitamos saber cuándo estamos preparados para chatear con nuestros 340 amigos del Facebook.  En resumen, se trata de conocernos y definir nuestro propio ritmo.

Con el listado incompleto y sin una conclusión que defina argumentos, son las 11:56 pm, hora de Bogotá, y así como pueden preguntarme por qué estoy despierto publicando en mi blog, yo te pregunto… ¿por qué estás despierto a esta hora?

© Francisco Díaz

Bibliografía

Cervantes, M. d. (2012). El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha (32 ed.). México: Editorial Porrúa.


[1] Real Academia Española.  Noctámbulo, la. (Del lat. nox, noctis, noche, y ambulāre, andar). 1. adj. Que anda vagando durante la noche.

[2] RAE, adicto, ta. (Del lat. addictus). 1. adj. Dedicado, muy inclinado, apegado. U. t. c. s. 2. adj. Unido o agregado a otro u otros para entender en algún asunto o desempeñar algún cargo o ministerio. U. t. c. s. 3. adj. Dicho de una persona: Que está dominada por el uso de alguna droga o por la afición desmedida a ciertos juegos.

[3] RAE, afición. 1. f. Inclinación, amor a alguien o algo. 2. f. Ahínco, empeño.

Imagen tomada de: jornadaonline

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El sueño no existe

  1. Francisco N. Dìaz D. dijo:

    En mi caso, hace dos días, el desvelo inició a las 3 de la madrugada. Los ojos de lechuza… los pensamientos volando a los rincones inolvidables de la casa de “allá arriba”, donde quedaron escritos en las paredes del silencio, mis días de niño y las travesuras con Luis Díaz, incluso la noche cuando el forcejeo entre ambos, me impulsó a la orilla del sillón de mimbre y abultó mi labio inferior, cuya deformación me ocasionó un trauma que me llevó al convencimiento de que era anormal. Recorrí con increíble suspicacia el cuarto destinado para la tienda, la sala, el dormitorio y el cuarto de la fotografía. En este último me refugié y mis dedos en la oscuridad precisa para “revelar” las imágenes en el papel indicado, permitieron que ante mis ojos brotara por encanto, la cara sonriente de mi primogénito, quien pidió indicar qué estaba haciendo… pero que seguramente estaba intentando, a esa hora, conciliar el sueño.

    Me gusta

    • Francisco Díaz dijo:

      Y en otros tantos desvelos, seguimos recorriendo esos rincones de la casa de antaño, en la cual nuestros abuelos dejaron columnas fortísimas que aún nos sostienen…

      Me gusta

  2. Francisco N. Dìaz D. dijo:

    COMPLEJO ASUNTO QUE NOS DEJA CON LA INQUIETUD DE NUESTRA INSOMNIO O NO, SIN DUDA, HEMOS PASADO NOCHES SANTAMENTE SERENAS COMO DIJO EL POETAS Y ALGUNAS OTRAS NO. HE ALLÍ LO RELATIVO DEL SER.

    Me gusta

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.