¡Terminó el semestre en la U!

La UNESCO considera que la educación inclusiva y de calidad se basa en el derecho de todos los alumnos a recibir una educación que satisfaga sus necesidades básicas de aprendizaje y enriquezca sus vidas.

Si te faltan un par de semanas o si ya terminaste semestre, seguro estarás experimentando una sensación de libertad y tranquilidad fruto de la ausencia de los instrumentos de tortura del Siglo XXI: los exámenes.

Y es que cada uno de ellos compiten en crueldad y dolor, pues desvelarse, hacer grupos de estudio, prestar apuntes de otros, memorizar y demás, son técnicas que parecen no garantizar un buen resultado.  Y si a eso le sumamos la forma de ser de cada “lic” tendremos una amalgama pintoresca que nos tendrá tratando de adivinar cómo se hace para pasar la materia.

Ahora bien.  No olvidemos que a pesar de lo tortuoso y confuso que signifique estar en la “U”, vale la pena recordar algunas ideas que por más alejadas que parezcan, tendrían que ser punto de referencia para nuestra vida como universitarios.

  • Si tus papás te inscribieron en primaria y te graduaste, eres afortunado, pues de cada 10 niños que se matriculan, 6 logran terminar sus estudios primarios[1].
  • Si después de la primaria tus papás te inscribieron en la secundaria y te graduaste, eres privilegiado, pues de cada 10 adolescentes que se matriculan, 5 logran terminar sus estudios secundarios[2].
  • Si después de la secundaria tus papás te apoyaron para ingresar a la Universidad y te graduaste, significa que eres de un grupo élite, pues de cada 10 jóvenes que se matriculan, 4 de “U” privadas y 3 de nacionales se gradúan[3].
  • ¿Cómo te quedó el ojo?

Entendido lo anterior, no queda sino analizar responsablemente lo que implica ser parte de ese grupo élite latinoamericano.

  • Creer de verdad que somos universitarios.

Así como en la sociedad la policía debe brindar seguridad, los médicos la salud y los obreros la fuerza laboral, los universitarios deben ser la fuerza intelectual del país que analice, reflexione y proponga formas de reclamar el derecho a tener una educación popular de calidad en la cual el gobierno responda a tal obligación de proporcionarla y se recuerde a los estudiantes que deben responder por tal inversión y esfuerzo realizado, sin olvidar los problemas urgentes del país tales como la corrupción, violencia y formas de merecer dirigentes políticos de altura.

  • No hay receso

Si bien las clases duran tantos minutos, la educación debe ser a tiempo y destiempo.  Por eso puede ser un error reducir nuestro trabajo intelectual a las horas de clase, pues eso significaría que nos conformamos con pasar un examen o entregar un trabajo y dejamos a un lado nuestra propia formación, es decir, ser autodidacta.

  • ¿Estudiar para qué?

En definitiva, creer en la educación es de pocos pues no te hace famoso como un cantante ni millonario como un futbolista, y si esos pocos la traicionan con mediocridades, seguiremos haciendo lo mismo para decir lo mismo de otros, es decir “copy paste”.

Claro que el listado está incompleto, pues falta tu consejo u opinión.  Mientras tanto, termino citando a mi hermano que bien recuerda en ocasiones: “Estudiar es como remar contra la corriente.  El que no avanza, retrocede”.

¡Adelante entonces!

© Francisco Díaz

[1] UNESCO. (2011). Informe Regional sobre la Educación para Todos en América Latina y el Caribe. Recuperado el 01 de junio de 2013, de http://portal.unesco.org/geography/es/files/13904/13008239403EPT_Informe_Regional_Tailandia_21marzo2011_esp.pdf/EPT+Informe+Regional+Tailandia_21marzo2011+esp.pdf

[2] UNICEF.  (2010).  Educación secundaria.  Derecho, inclusión y desarrollo. Recuperado el 01 de junio de 2013, de http://www.unicef.org/argentina/spanish/Educacion_Secundaria(1).pdf

[3] UDUAL. (2007). Educación superior en América Latina y el Caribe: Sus estudiantes hoy. Recuperado el 01 de junio de 2013, de http://www.udual.org/CIDU/ColIdea/EducSuperiorALEstudiantesHoy.pdf

*Imagen tomada de: http://techsergioflores.files.wordpress.com/2012/10/book-stairs1.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.