Aprender, vivir y recordar

Enero avanza y los días parecen aplastar los recuerdos del año pasado.  Por ello es importante darnos cuenta que en ciertas ocasiones debemos aprender de los errores, decidir ser mejores y recordar las tareas pendientes que no deben ser ignoradas o condenadas al olvido.

Aprender

Vale la pena recordar que la estupidez y mala maniobra enlutaron las celebraciones del año nuevo para los parientes de la familia guatemalteca destrozada por un furgón que chocó de frente el automóvil en el que viajaban.  Y uno a uno las cifras de accidentes trágicos aumentan dejando estampas de luto y dolor.  Accidentes que no debían ocurrir, muertes que pudieron evitarse, dolor que pudo ahorrarse si existieran estrategias de prevención y concientización ciudadana que vaya desde el oportuno e inteligente trabajo de las autoridades, hasta la toma de responsabilidad individual de cada hombre o mujer puesto al volante.  Parece que es mucho pedir que tengamos precaución al conducir, pues en lugar de dar signos de toma de conciencia, vemos a nuestros vecinos y amigos tomarse unos tragos y disponerse al volante tal mensajeros de muerte cuya única precaución es la suerte que pueda acompañarles en los ignorados semáforos en rojo o en los cruces que aventajen.

Vivir

El 2013 nos dejó grandes lecciones.  Cada uno de nosotros debe decidir incluir o no en su vida los sentimientos y lecciones heredadas de seres humanos que viven o demostraron grandeza en su vida extraordinariamente humana.  Me refiero a un Nelson Mandela y su defensa inquebrantable por los más altos valores humanos.  A un Jorge Mario Bergoglio, conocido como Papa Francisco, que fuera de su popularidad como líder religioso, va pregonando una vida que incluye sencillez y sinceridad en la construcción de la felicidad del ser humano.  De manera personal quiero recordar a Dean Brackley, incansable soñador y forjador de solidaridad entre universitarios de varios países, dejando un legado de sabernos agradecidos por lo que somos y tenemos.  Ojalá que cada uno de nosotros pueda optar e incluirse en los esfuerzos de tantos hermanos nuestros que intentan vivir el día a día en vistas a un futuro más justo para todos.

Recordar

Y si de prohibir olvidar se trata, recordemos que tenemos una cuenta pendiente con la paz.  Los índices de violencia inquietan nuestro sueño y nos hacen tener pesadillas en vez de sueños limpios que permitan reposar el corazón.  Nuestros políticos están obligados a demostrarnos que la corrupción es la maldición de nuestro país y que es posible honrar la silla asignada trabajando y legislando a favor nuestro.

No olvidemos los juicios pendientes -¿recuerdan algo de algún juicio histórico?-, la falta de credibilidad de la policía –videos de borrachos vestidos de policías o viceversa- , los actos de corrupción y escándalos de nuestros funcionarios públicos quebrantan la esperanza que tenemos por vernos en prosperidad y unidad.

El nuevo año va gastando nuestro calendario, y lamentable será tengamos amnesia nacional provocada por la fiebre mundialista cuyo síntoma principal es el desplazamiento de lo realmente importante por la angustia y grito mimético fugaz.  Y nuevamente ver un partido de “fut” será más importante que un día escolar.   Los penaltis serán prioridad y desplazarán las horas laborales necesarias para que un país salga adelante, pues está demostrado que un gol y los tiempos extras son más importantes que la educación y el trabajo, ¿o no?

Enero avanza y las horas pasan.  Y antes de sentirnos arrojarnos en la vorágine del año naciente, ojalá que todos aprendamos de los errores, decidamos ser mejores y recordemos las tareas pendientes.

© Francisco Díaz

Imagen tomada de internet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.