Oración de un joven desenfadado

woman-2877322_640

Oración de un joven desenfadado

Quiéreme Señor tal y como soy
con defectos y miserias
sin sonrisas vespertinas
con atardeceres melancólicos.

Quiéreme Señor sin proyectos novedosos
en mi rutina ciega
en mi cansancio matutino
con la sonrisa forzada.

Acéptame Señor sin filtros
sin retoques externos
sin brillo aparente
sin mejorar mi nitidez.

Acéptame  limitado
sin memoria prodigiosa
ni grandes cualidades.

Así estoy, Señor,
vacío
sin cargas en mis hombros
sin amores en mi tarde.

Hoy, encuéntrame Señor,
esperando tu presencia
con alegrías matutinas
y atardeceres jubilosos.

Invítame Señor
a vivir en tu proyecto
con energías renovadas
y sonrisa en mi cansancio.

Revísteme con tu atuendo
y nos reconocerán en el camino
por la alegría en nuestros ojos
por la sencillez en la sonrisa.

Llámame Señor,
pon tus palabras en mi boca
mándame a todo el mundo.

Y así viviré,
con el corazón grande
sirviendo a tus preferidos
aguardando tu Palabra.

© Francisco Díaz

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.