El evangelio de Marcos

vs88b

Imagen tomada de fatima.org

El evangelio de Marcos

Presento a continuación un resumen fruto de mis notas personales -nótese el estilo coloquial- que nos dan a conocer las diversas hipótesis acerca del autor del evangelio de Marcos, así como algunos datos históricos que nos permiten profundizar las condiciones de su redacción y difusión.

Por su misma naturaleza, dicho resumen puede ser útil a los interesados como apoyo o guía de lectura. Nada sustituye el estudio del texto original, el cual proviene de: Cisterna, Felix Eduardo. El evangelio de Marcos. Argentina; Editorial Claretiana, 2000. Pg 40-46, 4. Autor y destinatarios.

Resumen

  1. Autor y destinatarios

  • Una antigua tradición señala a Roma como lugar de origen del Evangelio, y a Marcos (Juan o Juan Marcos) como su autor (Hch 12-15).

 

4.1 La tradición de los Hechos

  • La mención más antigua (según orden cronológico del NT) de Marcos sería en Filemón 24: “Te saluda Epafras, mi compañero de prisión en Cristo Jesús, así como también Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.”
  • ¿El Marcos de la carta a Filemón es el mismo que aparece junto a Pablo y Bernabé en los Hechos?
  • En Hch “Juan Marcos” aparece en 12, 12: “se dirigió a la casa de María, la madre de Juan, llamado Marcos”. Marcos es oriundo de Jerusalén.
  • En Hc 12, 25, se menciona por segunda vez a Marcos, presenta un problema para reconstruir el itinerario de Pablo.
    • “25 Bernabé y Saulo volvieron, una vez cumplido su ministerio en Jerusalén, trayéndose consigo a Juan, por sobrenombre Marcos.”
    • La mejor traducción “volvieron a Jerusalén” en lugar de “volvieron de Jerusalén”.
  • Hch 11, 27-30, parece ser la continuación y cumplimiento de la misión que encargara a Pablo la Iglesia de Antioquía.
    • “Por aquel tiempo bajaron unos profetas de Jerusalén a Antioquía. 28 Uno de ellos, llamado Ágabo, movido por el Espíritu, se levantó y profetizó que una feroz hambruna azotaría toda la tierra (es la que hubo en tiempo de Claudio). 29 Los discípulos determinaron enviar algunos recursos, según las posibilidades de cada uno, para los hermanos que vivían en Judea. 30 Así lo hicieron: se los enviaron a los presbíteros por medio de Bernabé y de Saulo.”
  • Hch 13, 5
    • “ 5 Llegados a Salamina, se pusieron a anunciar la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Contaban también con la ayuda de Juan.”
  • Hch 13, 13
    • “13 Pablo y sus compañeros se hicieron a la mar en Pafos y llegaron a Perge de Panfilia. Pero Juan se separó de ellos y se volvió a Jerusalén,”
  • Cisterna plantea problema en Gal 2, 1-10 y Hch 15, 3-30, en el cual según Gal no ha tenido lugar el primer viaje misionero donde menciona a Mc (13, 5.13).
    • Gal habla de tener presente a los pobres, mientras que Hechos 15, 29 de ritos de pureza “29 abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de la sangre, de los animales estrangulados y de la impureza. Haréis bien en guardaros de estas cosas. Adiós.»”
    • Estas decisiones de Hch no fueron aceptadas por Pablo. Lo anterior explica mejor la separación de Pablo respecto a Bernabé y de Mc.
    • La divergencia no es simple cuestión de a quién llevar, sino que radica en dos formas de concebir la Iglesia.
    • Por un lado Pedro, Santiago, Bernabé, Marcos, veían a los gentiles en la Iglesia como un grupo de forasteros que se agregaban a Israel, sujetos a las normas de Lv 17-18; “dejar de ofrecer sacrificios; come cualquier clase de sangre; ninguno se acercará a una mujer de su propia sangre”.
    • En cambio, para Pablo los gentiles y judíos participan de los mismos derechos. Por ello, al no aceptar la decisión de la mayoría, se separa de su antiguo compañero Bernabé Hch 15, 40:
    • Hch 15, 36-40: “36 Al cabo de algunos días, dijo Pablo a Bernabé: «Volvamos ya a ver cómo les va a los hermanos en todas aquellas ciudades en que anunciamos la palabra del Señor.» 37 Bernabé quería llevar también con ellos a Juan, llamado Marcos. 38 Pablo, en cambio, pensaba que no debían llevar consigo al que se había separado de ellos en Panfilia y no les había acompañado en su tarea. 39 Se produjo entonces una tirantez tal que acabaron por separarse el uno del otro*: Bernabé tomó consigo a Marcos y se embarcó rumbo a Chipre. 40 Por su parte, Pablo eligió como compañero a Silas y partió, encomendado por los hermanos a la gracia de Dios*.”
  • Según Hechos, 9 26; 11 29s; 15 2, Pablo habría realizado tres viajes a Jerusalén antes de visitar dos veces Galacia, 16, 6; 18, 23; pero el mismo Pablo, en Gal 1, 18; 2 1s; ver 4 13, sólo menciona dos. La diversidad en la narración de Hechos quizá esté ocasionada por la manera con que Lucas combina sus fuentes. Es posible que este viaje de 11, 29 sea el mismo que el de 15, 2. Los «recursos», objeto de este viaje, se han de distinguir de los que Pablo lleva más tarde, Hch 24 17, al final de la gran colecta hecha a petición de la iglesia de Jerusalén, Ga 2 10, ver 1 Co 16 1+; 2 Co 8 4; 9 1.12.13; Rm 15. (Tomado de nota BJE).
  • Cisterna retoma la pregunta; ¿el Marcos de Fil 24 es el mismo de Hch?
    • Para responder que son los mismos, surge el problema de no tener suficientes bases históricas que expliquen el cambio de actitud de Marcos y Pablo durante los tres años que transcurren entre el incidente de Antioquía con la circuncisión de los paganos y la carta a Filemón.
    • Ahora bien, la identidad de Marcos aparece con claridad antes que Lc redactara Hch. En Col 4, 10 (deutero) se leemos “Aristarco, mi compañero de prisión, los saluda; lo mismo que Marcos, el primo de Bernabé, acerca del cual recibieron instrucciones: si él va a verlos, recíbanlo bien”. Al ser Col deutero, es probable que usara los mismos nombres de Flm, única carta paulina donde aparece Mc.

 

4.2 Juan Marcos, autor del Evangelio

  • 1 Pe 5, 13 fue decisiva para atribuir el Evangelio al personaje presentado en los Hechos: “La Iglesia de Babilonia (Roma), que ha sido elegida como ustedes, los saluda, lo mismo que mi hijo Marcos”.
  • Mencionar que Marcos se relacionó con Pedro y Pablo (Hch15, 36-40) (Flm 24; Col 4, 10; 2Tm 4, 11), sirve para reforzar los vínculos entre Pedro y Pablo, y entre los seguidores de ambos. Así se justifica también la teología paulina en una carta firmada por Pedro (escrita en un lugar de Asia Menor mucho después de su muerte).
  • El “según Marcos” y “mi hijo Marcos”, intenta dar autoridad a Pedro sobre el Evangelio.
  • El Marcos, discípulo de Pedro, parece no ser el autor del Evangelio, pues la temática paulina predomina el Ev de Mc, por lo tanto 1Pe, al mitigarse dicha corriente paulina, hace improbable la identificación del autor. Con lo anterior, aún más difícil explicar lo negativa de la figura de Pedro en el Ev, si se acepta que fue uno de sus discípulos el autor.

 

4.3 El modo de comunicación

  • ¿A qué comunidad se dirige el autor?
    • Predominan personas de origen pagano, por ello la necesidad de explicar las tradiciones judías, notando una fuerte minoría de origen judío, pues se reivindican liderazgos de parte de los discípulos, y de los Doce como continuadoras de Israel.
    • Las palabras derivadas de las lenguas habladas en Siria-Palestina, explican una región en que judíos y gentiles viven lado a lado.
    • Por el lenguaje son personas de estratos inferiores, y más que literatura escrita, el modo es literatura oral (repetición de la conjunción “y” y la expresión adverbial “en seguida”. Términos populares (no griego académico) como “camilla” e “insistir”, “destecharon el techo”.

 

4.4 La ocasión

  • Año 38, en Siria y después en otras regiones, se agravan los conflictos entre los cristianos con el judaísmo oficial. Este judaísmo recurre a la autoridad romana la cual se preocupa por las “religiones lícitas”.
  • Claudio expulsa a ambos grupos de Roma, y adopta medidas contra el cristianismo.
  • La ruptura entre judíos y el poder romano agrava las medidas contra los cristianos.
  • En Mc ya ha tenido lugar la primera persecución contra los cristianos.
  • El comienzo de la rebelión judía contra Roma ha dejado el poder religioso a los zelotas, a favor de la guerra e intolerantes frente a grupos disidentes, entre ellos los cristianos.
  • Los cristianos de origen judío les favorecía plegarse a la revuelta para lograr su independencia nacional. En ese contexto debemos situar a Judas, el traidor, “uno de los Doce”, pues cada uno se pregunta ¿acaso soy yo” Mc 14, 10.

-fin-

© Francisco Díaz, S.J.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en San Marcos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.