Marcos como relato

Marcos como relato

Marcos como relato

Presento a continuación un resumen fruto de mis notas personales -nótese el estilo coloquial- que nos permite leer el Evangelio de Marcos atendiendo a los rasgos de un relato en el cual tanto personajes principales como secundarios invitan al lector a sentirse incluido en la trama de la obra. 

Por su misma naturaleza, dicho resumen puede ser útil a los interesados como apoyo o guía de lectura. Nada sustituye el estudio del texto original, el cual proviene de: Rhoads, David. Marcos como relato. Salamanca, Sígueme, 2002. Pg 137-160, Los personajes I: Jesús.

Resumen

Los personajes I: Jesús

  • En Marcos, 4 personajes principales: 1. Jesús es el protagonista; 2. las autoridades son los antagonistas. Las autoridades pueden ser tratadas como un personaje. 3. Los discípulos, tratados como único personaje; 4. personajes secundarios, los suplicantes, la multitud.
  • De cada personaje sabemos lo que el narrador cuente, no tanto lo que imaginamos o intuimos.

 

  1. Aproximaciones a la caracterización

  • Un personaje se presenta contando cosas de él.
  • El narrador en Mc presenta a los personajes a través de la acción y el diálogo.
  • Marcos presenta a los personajes de forma coherente, entre una escena y la siguiente.
  • Cada lector tiene la posibilidad de hacer deducciones sobre los personajes. A parte de Juan Bautista, cuya descripción incluye de sus ropas, lo más importante en el evangelio es lo que dicen y lo que hacen.
  • A pesar de ser una narración antigua, Marcos ofrece personajes complejos; trabajo, motivaciones, ausencias, temores, valores, juicios, su relación con otros, género, posición de poder, si son puros o impuros, si son de Jerusalén o de un pueblo, etc.

a) Los personajes como tipos

  • Los personajes tipo antiguos (greco-romano) no suelen cambiar mucho.
  • En Mc los personajes cambian y se desarrollan. Conforme avanza el relato, los personajes se presenta como son, se transforman y reorientan su vida y decisiones, especialmente frente a la muerte.

b) Criterios de juicio

  • Los criterios de juicio son los valores y creencias arraigadas en una narración por las cuales se guían los lectores para juzgar a los personajes y sus acciones.
  • El evangelio refleja un dualismo moral. El camino positivo, vivir según los términos de Dios; el camino negativo es vivir una vida destructiva según los términos humanos. Pero en Mc, los personajes no se agotan en estas tipificaciones morales.

c) Comparación y contraste

  • Algunos personajes se describen por ser lo opuesto de otros. Autoridades como imagen opuesta de Jesús. Los personajes secundarios hacen lo que los discípulos no logran.

d) Rasgos de los personajes

  • El lector se forja una imagen general de cada personaje. Pueden ser redondos (Jesús, muchos rasgos, actúa de formas nuevas y sorprendentes); planos (autoridades, menos rasgos).

e) Identificación con los personajes

  • El narrador lleva al lector a distanciarse o identificarse con los personajes del relato.

f) Resumen

  • El análisis de los personajes es lo que siempre realizamos al establecer juicios sobre los personajes en un relato.

 

  1. Jesús

  • Al final del relato el lector será capaz de ver completamente quién es Jesús.
  • Al presentar a Jesús en los primeros versículos, el lector está preparado para confiar en lo que diga o haga Jesús.
  • En Marcos, Jesús es el hijo de Dios, pero no por virtud de un nacimiento especial o de una naturaleza divina. Es Hijo de Dios en su bautismo cuando Dios lo unge con el Espíritu Santo.

a) Caracterización

  • Jesús, personaje redondo, por lo que hace y dice; expresa sus valores y por diálogos y juicios de otros se muestra su integridad, su coherencia entre lo dicho y hecho.
  • Lo que otros dicen acerca de Jesús completa el panorama; muchos lo desprecian, causa reacciones diversas, sus allegados no lo reconocen como tal, la dificultad está presente en todo el relato.
  • El narrador presenta el desarrollo de Jesús en la medida en que se relaciona con la gente.
  • El narrador ubica a los lectores de parte de Jesús, pero debido a las exigencias, en un momento el lector se ubica a cierta distancia pues seguirlo es difícil, por lo tanto, las reacciones de los diversos personajes sirven al lector para que se identifique con alguno de ellos.

b) Agente de la soberanía de Dios

  • Jesús es el agente con autoridad otorgada por Dios para inaugurar una soberanía que culmine finalmente en la restauración de toda la creación.
  • Jesús expresa un individualismo poco común para su época; pero no es un ser solitario pues convoca a personas a su lado para inaugurar un movimiento amplio que pretende la plenitud de la soberanía de Dios.
  • Jesús es puesto a prueba por todos los grupos, en tanto le critican, sabotean e impiden que se mantenga con determinación en su tarea.

c) La autoridad de Jesús

  • Como el tiempo ha llegado, Jesús perdona, sana, reinterpreta la ley, llama, profetiza; invita a los impuros, se deja tocar y alcanzar por ellos. Es sabio y ejerce la autoridad de Dios para desafiar instituciones y sus leyes.
  • Tiene más autoridad y poder respecto a Elías, Juan el Bautista, David y otros profetas; él mismo reconoce sus límites, pues “solo Dios es bueno”; no le toca a él determinar quién se sentará a su derecha e izquierda.
  • Es de notar que Jesús no podría ejercer autoridad o librarse de sus enemigos si quisiera; o curar sin fe, evitar que los discípulos tengan miedo; Jesús no tiene poder (mundano), pues toda su autoridad se refiere no para él, sino para instaurar la soberanía de Dios en la generación después de su muerte.

d) Fe

  • Jesús y su confianza extraordinaria en Dios; curar requiere confiar que es posible no solo de parte de la persona, sino también del que cura. En el momento de dolor, en Getsemaní, Jesús reafirma a su Padre, Abba, que confía plenamente en su voluntad, renunciando incluso a sí mismo, así queda caracterizado como “hijo de Dios”.

e) Servir y no dominar a los demás

  • Servir a los que tienen menos poder que ellos, dar poder a los demás. Jesús sirve a los demás porque puede hacerlo. Curar sin exigir que lo sigan, que lo exalten, sin pedir al a cambio. Al final, Jesús no retiene ni exige lealtad a los discípulos, los deja en libertad.
  • Jesús muere sin saber la conducta de sus seguidores. Incluso al tumbar las mesas en el templo, se retira para dejar que los jefes de los sacerdotes reaccionen.
  • Jesús no gobernará –militarmente- a los demás.

f) Renunciar a sí mismo, ser el último y dar la vida por los demás

  • Jesús no usa el poder para sí mismo. Usa el provocativo: “yo soy”, por la auto designación propia ante la pregunta de otros, “ése soy yo”, “sí, yo soy”, “yo soy él”.
  • La máxima expresión es en la cruz; su negativa de oprimir o exigir a otros para evitar su muerte o salvarse a sí mismo. En la cruz, es el más olvidado, el más abandonado y sentenciado falsamente, “él es el último de todos”.

g) Jesús se enfrenta a la muerte

  • En la primera mitad del relato, Jesús se presenta realizando su misión; en la segunda mitad las autoridades lo persiguen y destruyen. Acepta su muerte como consecuencia de dar un testimonio fiel de la soberanía de Dios y no como deseo personal. Le da miedo en Getsemaní pero también pide someterse a la voluntad de Dios. A pesar de que Jesús ha profetizado su muerte en varias ocasiones, el lector tiene la esperanza de la reacción del pueblo, de Dios, de algún profeta que lo salve; nada ocurre.

h) La ejecución

  • Al final toda la atención del lector se traslada a lo que sucede con Jesús; muere abandonado y un desconocido lo sepulta. No muere con grandes discursos ni como héroe o mártir; muere en soledad, con miedo, tristeza, dolor, humillación y abandono.

i) El significado de la crucifixión de Jesús

  • Lo fundamental es que murió y resucitó.
  • El lector debe evitar otorgar sentidos piadosos a la muerte de Jesús; que murió por nuestros pecados; que se sacrificó por todos; que debía morir para otorgar perdón, etc., en Mc el sufrimiento es precisamente una muerte dolorosa. No se honra que los que sean fieles a Dios tienen por obligación terminar igual, sino que se honra y destaca la fidelidad a la soberanía de Dios.
  • Los antiguos consideraban tanto la responsabilidad humana como la causalidad divina; nosotros en el pensamiento moderno tendemos a responsabilizar a uno u otro, pero no a los dos.
  • Jesús dice que su vida entera, (no solo su muerte) es por el rescate de todos.
  • La Alianza en la antigüedad, se sellaba con derramamiento de sangre de un sacrificio de ambas partes. El narrador utiliza esta figura para decir que la ejecución de Jesús sella la alianza de soberanía de Dios con todos, con judíos y gentiles por igual. Un gentil (el centurión) y un judío (José de Arimatea) responden favorablemente ante la muerte de Jesús. La ironía del narrador consiste en poner como burla los títulos reales de Jesús.

j) El sepulcro vacío

  • La ausencia de una aparición enfatiza cómo vivió.
  • Jesús el Nazareno, el que sirvió a los demás, el que se enfrentó a la opresión y el que fue ejecutado en el servicio de la soberanía de Dios, éste es el tipo de ser humano que Dios acogerá en su soberanía en la época venidera.
  • La ausencia de Jesús hasta su segunda venida proclama que la soberanía de Dios ha sido confiada a aquellos que vayan y hagan lo mismo.

-fin-

© Francisco Díaz, S.J.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en San Marcos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.