San Pablo y el comportamiento anómico


 

San Pablo y el comportamiento anómico

Contexto histórico y sociocultural del siglo I

 

Nos centraremos en las circunstancias que llevaron a Pablo, cuya crianza proviene de la sociedad judía de la diáspora, a convertirse en seguidor de la persona de Jesús y su propuesta.

Pablo, considerado un «cosmopolita»,[1] vive en los tres mundos y culturas que en él se cruzan: «hebreo» de nacimiento y religión, «griego» pues se expresa con el idioma y los modos del helenismo, y «romano» ya que se identifica con el marco político-administrativo del imperio.

Por lo tanto, nos atrevemos a formular las siguientes preguntas: ¿Qué afectó la vida y certezas de Pablo para que dejara de ser perseguidor de los seguidores de Jesús?  ¿Qué falló en la sociedad de su época para que cambiara de grupo?

Para dar respuesta a las preguntas mencionadas, nos referiremos a las características propias del desarraigo social provocado por una crisis[2] generalizada en la sociedad judeo-palestina, como elementos que impidieron a sus miembros a seguir siendo cumplidores de la doctrina grupal, tal y como orientaba la cultura colectivista del siglo I.

El desarraigo social lo podemos entender desde tres aspectos:

a) donde los miembros de una sociedad no pueden ya desarrollar su vida según normas de su medio ambiente social hereditario;

b) donde este fenómeno se ha extendido por encima del término medio;

c) donde los grupos respectivos han sufrido cambios en su status que ha producido conmoción en su modo tradicional de vida. [3]

Con tal de entender el comportamiento provocado por la sensación de desarraigo, acudiremos al término “anomía”, acuñado en la sociología por E. Durkheim, cuyo significado conceptualiza de la siguiente manera:

“Expresa una situación en la que los individuos no están ya en condiciones de comportarse de acuerdo a las normas de su grupo.  Esto se puede aplicar, por ejemplo, a las crisis económicas, que trasladan a los hombres a otros grupos totalmente diferentes y de esta forma les arrebatan la seguridad de comportamiento que hasta ahora tenían, hasta tanto éstos no hayan aprendido las reglas de comportamiento adecuadas a su nueva pertenencia de grupo”.[4]

De esta forma, el comportamiento anómico provocado por el desarraigo, nos sitúa en un ambiente en el cual los cambios sociales despiertan y ponen en movimiento a sus integrantes.[5]  En la percepción de esta crisis social,[6] la cultura colectivista favoreció que así fuera sentido incluso por aquellos que no habían sido afectados personalmente.

La anomía social en el siglo I, fue capaz de quebrar la estabilidad en la cultura colectivista[7] que presentaba a la religión como uno de los elementos importantes que garantizaban el orden social.  No es de extrañarse que personas como Pablo consideraran que, por el bien de la mayoría, algo debía cambiar, y al ser el movimiento de Jesús una opción desde la religión, el desarraigo le permitió buscar soluciones para mejorar como grupo.

Pablo, judío de la diáspora, a pesar de estar inmerso dentro de la cultura colectivista, que le permitía identificarse y gozar de la libertad propia de un ciudadano romano, desarrolló conductas propias del comportamiento anómico fruto del desarraigo social, que le permitieron reconsiderar su identidad y pertenencia grupal.

Bibliografía:

[1] Vanni, Las cartas de Pablo, 9.
[2] Theissen, Estudios de sociología del cristianismo primitivo, 41.
[3] Ibid., 70.
[4] Ibid.
[5] Ibid., 72.
[6] Malina, El mundo del Nuevo Testamento, 94.
[7] Theissen, Estudios de sociología del cristianismo primitivo, 77.

© Francisco Díaz, S.J.

Carlos Gil presenta las novedades académica en relación al estudio de la figura de San Pablo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en San Pablo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.