“A un tiro de piedra”. Significado e interpretación.

“A un tiro de piedra”

Significado e interpretación.

¿Qué significa “a un tiro de piedra” en Lucas?

¿Quién escuchó la oración de Jesús si los discípulos estaban lejos?

 

  1. El texto

El pasaje en el cual Jesús se aparta de sus discípulos a la distancia de “un tiro de piedra” lo encontramos únicamente en el Evangelio de Lucas 22,41. Dicho relato tiene sus paralelos en Mateo y Marcos con similitudes y notables diferencias. Con tal de visualizar el texto con sus paralelos, presento a continuación los textos en tablas resaltando las diferencias principales de Lucas respecto de Mateo y Marcos en rojo, y las similitudes de Mateo y Marcos en verde. La traducción elegida es la Biblia de Jerusalén, 2009.

Lc 22,39-46 Mt 26,36-46 Mc 14,32-42
39 Salió y, como de costumbre, fue al

monte de los Olivos.

Los discípulos le siguieron.

40 Llegado al lugar, les dijo:

«Pedid que no caigáis en tentación.»

41 Se apartó de ellos como un tiro de piedra y, puesto de rodillas*, oraba

42 así: «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.»

43 Entonces se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. 44 Y sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra*.

45 Levantándose de la oración, vino donde los discípulos y los encontró dormidos por la tristeza. 46 Les dijo: «¿Cómo es que estáis dormidos? Levantaos y orad para que no caigáis en tentación.

36 Entonces fue Jesús con ellos a una propiedad llamada Getsemaní*,

y dijo a los discípulos:

«Sentaos aquí, mientras voy allá a orar.»

37 Tomó consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a sentir tristeza y angustia.

38 Entonces les dijo: «Mi alma está triste hasta el punto de morir*; quedaos aquí y velad conmigo.»

39 Él se adelantó un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así:

«Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieres tú*.»

40 Volvió después donde los discípulos y los encontró dormidos. Dijo entonces a Pedro: «¿Conque no habéis podido velar una hora conmigo? 41 Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.»

42 Y alejándose de nuevo, por segunda vez oró así: «Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.» 43 Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados.

44 Los dejó y se fue a orar por tercera vez, repitiendo las mismas palabras. 45 Volvió entonces donde los discípulos y les dijo: «Ahora ya podéis dormir y descansar*.

Sabed que ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de pecadores. 46 ¡Levantaos!, ¡Vámonos! Mirad, el que me va a entregar ya está cerca.”

32 Fueron a una propiedad, llamada Getsemaní,

y dijo a sus discípulos:

«Sentaos aquí, mientras yo hago oración.»

33 Tomó consigo a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a sentir pavor y angustia.

34 Les dijo entonces: «Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad.»

35 Él se adelantó un poco, cayó en tierra y suplicaba que a ser posible pasara de él aquella hora. 36 Decía: «¡Abbá*, Padre!, todo es posible para ti; aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú.»

37 Volvió después y los encontró dormidos. Dijo entonces a Pedro: «Simón, ¿ya estás dormido?, ¿ni una hora has podido velar? 38 Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.»

 

39 Y alejándose de nuevo, oró diciendo las mismas palabras.

40 Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados. Ellos no sabían qué contestarle.

41 Volvió por tercera vez y les dijo:

«Ahora ya podéis dormir y descansar. Basta ya. Llegó la hora. Sabed que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los pecadores. 42 ¡Levantaos! ¡Vámonos! Mirad, el que me va a entregar está cerca.»

 


Posterior a una lectura atenta de las similitudes y diferencias de los textos, simplemente deseo resaltar tres aspectos generales:

  • En Lucas es seguro que todos los discípulos acompañaran a Jesús al Monte de los Olivos. En Mateo y Marcos, acompañan a Jesús a Getsemaní tres discípulos: Pedro, Santiago y Juan.
  • En Lucas 22,41 encontramos la expresión «se apartó de ellos a un tiro de piedra», no así en Mateo y Lucas.
  • La presencia del ángel y la tristeza de los discípulos son propias de Lucas, creando así una intensidad narrativa en la escena que desea dejar en evidencia la obediencia filial de Jesús que pasa por el sufrimiento con tal de completar la voluntad salvífica del Padre.

 

  1. Lucas 22,39-46

En el Monte de los Olivos tienen lugar dos escenas:

  • La oración de Jesús (Lc 22,39-46)
  • El arresto (Lc 22,47-53)

La escena que nos interesa es el de la oración de Jesús en el monte de los Olivos, la cual tiene elementos propios, es decir, que no encontramos en Marcos o Mateo, estos son:

  • La presencia del ángel (v.43)
  • El sudor de sangre (v.44)
  • La tristeza de los discípulos (v.45)

El centro del relato es la oración de Jesús (v.42) la cual se encuentra entre una doble exhortación a los discípulos para que oren y no caigan en tentación (vv.40.46). Con tal de entender dicha estructura, la presento de la siguiente manera:

  • 40 «Pedid que no caigáis en tentación.»
    • v42 así (oraba) «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.»
  • 46 Levantaos y orad para que no caigáis en tentación.

Es interesante notar que el centro del relato forma parte de las instrucciones discipulares en la cual Jesús se presenta como modelo, porque, así como Jesús se dispone a orar, lo mismo deben hacer los discípulos. De igual forma entendemos el momento en el cual Jesús se levanta (v.45), porque los discípulos también deben levantarse (v.46).

 

  1. El texto en griego

He resaltado que la frase «a un tiro de piedra» aparece únicamente en Lucas. Para dejar evidencia de ello presento el versículo en cuestión con sus paralelos en griego tomado de la Nestle Aland28. En paréntesis la traducción que interesa.

Lc 22,41 Mt 26,39 Mc 14,35
41 καὶ αὐτὸς ἀπεσπάσθη ἀπ’ αὐτῶν ὡσεὶ λίθου βολὴν (y él se separó de ellos como a un tiro de piedra) καὶ θεὶς τὰ γόνατα προσηύχετο 39 Καὶ προελθὼν μικρὸν (y adelantándose un poco)

ἔπεσεν ἐπὶ πρόσωπον αὐτοῦ προσευχόμενος καὶ λέγων·

35 καὶ προελθὼν μικρὸν (y adelantándose un poco) ἔπιπτεν ἐπὶ τῆς γῆς καὶ προσηύχετο ἵνα εἰ δυνατόν ἐστιν παρέλθῃ ἀπ’ αὐτοῦ ἡ ὥρα,

En Mateo y Marcos, encontramos el verbo προελθὼν al aoristo, participio, activo, nominativo, masculino, singular, del verbo base προέρχομαι, considerando una mejor traducción acorde al participio «Y adelantándose un poco, […]».

En Lucas encontramos el verbo ἀπεσπάσθη al aoristo, indicativo, pasivo, tercera persona singular, del verbo base ἀποσπάω, traduciendo «Y él se separó de ellos como a un tiro de piedra […]». Es interesante notar la traducción de Luis Alonso Schökel en la Biblia de Nuestro Pueblo, 2008, quienes traducen así: «Se apartó de ellos como a la distancia de un tiro de piedra». El verbo ἀποσπάω con acusativo y genitivo traduce arrancar, arrebatar, separar, apartar. En nuestro caso con la preposición ἀπό y el pronombre genitivo, masculino, plural αὐτῶν, la expresión cobra tal fuerza que debe entenderse más que un simple apartarse, como el movimiento de separarse con fuerza tal y como indica el momento en que se le arrebata un hijo a una madre.

Es interesante intentar entender la elección de Lucas al utilizar dicha construcción, porque nos invita a reflexionar acerca de la dificultad y paradoja de Jesús de querer estar con sus discípulos y compartir con ellos, pero al mismo tiempo apartarse y alejarse para orar y entrar en agonía.

 

  1. «A un tiro de piedra»

Considerando lo anterior, propongo algunos elementos para llegar a una interpretación (no la única), acerca del significado, distancia al cual hace referencia nuestro texto, y la hipótesis acerca de quién o quiénes escucharon la oración de Jesús.

La distancia de «a un tiro de piedra» es evidente que podría calcularse de 12 a 24 pasos, o de 10 a 30 metros. No estoy muy seguro de tener una respuesta exacta respecto a la distancia, porque considero que entraríamos en una discusión inerte si tomamos en consideración el peso de la piedra, la fuerza y edad de la persona que tira la piedra, la velocidad y dirección del viento, etc.

Me inclino por considerar la frase como un dicho popular, que desea indicar una distancia considerable para tener cierta privacidad, es decir, ni tan lejos ni tan cerca. Para entenderla de mejor manera, sirve retomar La Ilíada de Homero, porque en el Canto III, líneas 10-12, hace referencia a nuestra frase:

  • 10 Así como el Noto derrama en las cumbres de un monte la niebla tan poco grata al pastor y más favorable que la noche para el ladrón, y sólo se ve el espacio a que alcanza un tiro de piedra; así también, una densa polvareda se levantaba bajo los pies de los que se ponían en marcha y atravesaban con gran presteza la llanura.

Notemos que en la Ilíada, a pesar de la niebla, se tenía visibilidad hasta el espacio que alcanza «un tiro de piedra». De manera similar, así como el tiro de piedra permitía visibilidad, de la misma forma podemos intuir que los discípulos, o algunos de ellos, lograron escuchar las palabras utilizadas por Jesús en la oración porque estaban relativamente cerca. Esta interpretación se sostiene en la similitud de la oración que presentan los evangelios, es decir, si los tres evangelistas la atestiguan, mayor confianza en la tradición oral. En Lucas Jesús pronuncia en una ocasión su oración al Padre, pero en Mateo la repite 3 veces, y en Marcos 2. Nótese la similitud.

  • Lucas 22,42 «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.»

 

  • Mateo 26,39 «Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieres tú.»
  • Mateo 26,42 «Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.»
  • Mateo 26,44 Los dejó y se fue a orar por tercera vez, repitiendo las mismas palabras.

 

  • Marcos 14,36 Decía: «¡Abbá, Padre!, todo es posible para ti; aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú.»
  • Marcos 14,39 Y alejándose de nuevo, oró diciendo las mismas palabras.

Con tal de ilustrar la cercanía de los discípulos, propongo contemplar la siguiente imagen de Andrea Mantegna “The Agony in the Garden”que sugiere elementos que nos ayudan a comprender la interpretación propuesta en tanto a la cercanía de los discípulos. Nótese que la imagen mezcla elementos de Mateo y Marcos con la versión de Lucas; el número de discípulos (Mt y Mc), la presencia de los ángeles (Lc).

Full title: The Agony in the Garden
Artist: Andrea Mantegna
Date made: about 1458-60
Source: http://www.nationalgalleryimages.co.uk/
Contact: picture.library@nationalgallery.co.uk
Copyright © The National Gallery, London

 

Conclusión

  • La frase καὶ αὐτὸς ἀπεσπάσθη ἀπ’ αὐτῶν ὡσεὶ λίθου βολὴν (y él se separó de ellos como a un tiro de piedra), es propia de Lucas y desea resaltar la la dificultad de Jesús de abandonar a sus discípulos y amigos para entrar en el camino que le lleva a su agonía.
  • A pesar de las diferencias e intencionalidad particular en Lucas, la oración de Jesús pertenece a una tradición oral conservada a lo largos de los años y que fue respetada durante la formación escrita de los Evangelios.

Para terminar, comparto un video de la oración y arresto de Jesús en el Monte de los Olivos con elementos propios del Evangelio de Lucas. 

 

Fuentes consultadas

Libro

  • Crimella, Matteo,  Luca. Introduzione, traduzione e commento, Cinisello Balsamo 2015, 336-339.

Énlaces

Texto en Griego Nestle Aland28.

La iliada Canto III, 12, dos versiones en español,

La Ilíada en Griego.

Imagen de Andrea Mantegna  (1431–1506). The Agony in the Garden (1458-1460). National Gallery, London.

Diccionario Griego-Español.

ἀποσπάω

Nota: Agradezco a Juan Antonio el correo enviado pidiendo estudiar el texto de Lc 22,41. Espero que los elementos presentados le sean de utilidad.

© Francisco Díaz, S.J.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en San Lucas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.