XXIII Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C (Lucas 14,25-33)

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

(Lucas 14,25-33)

Evangelio

25Mucha gente seguía a Jesús; y él se volvió y dijo:26«Si alguno viene a mí y no me ama más que a su padre, a su madre, a su esposa, a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun más que a sí mismo, no puede ser mi discípulo.27Y el que no toma su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.28Si alguno de ustedes quiere construir una torre, ¿acaso no se sienta primero a calcular los gastos, para ver si tiene con qué terminarla?29De otra manera, si pone los cimientos y después no puede terminarla, todos los que lo vean comenzarán a burlarse de él,30diciendo: “Este hombre empezó a construir, pero no pudo terminar.”31O si algún rey tiene que ir a la guerra contra otro rey, ¿acaso no se sienta primero a calcular si con diez mil soldados puede hacer frente a quien va a atacarlo con veinte mil?32Y si no puede hacerle frente, cuando el otro rey esté todavía lejos, le mandará mensajeros a pedir la paz.33Así pues, cualquiera de ustedes que no deje todo lo que tiene, no puede ser mi discípulo.

Palabra del Señor

Comentario

 

© Francisco Díaz, S.J.

 

 

Esta entrada fue publicada en Ciclo C, San Lucas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¡Gracias por dejar tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.