XXVII Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Primera lectura

Lectura de la profecía de Habacuc (1,2-3;2,2-4):

¿Hasta cuándo, Señor, pediré auxilio,
sin que me escuches,
y denunciaré a gritos la violencia que reina,
sin que vengas a salvarme?
¿Por qué me dejas ver la injusticia
y te quedas mirando la opresión?
Ante mí no hay más que asaltos y violencias,
y surgen rebeliones y desórdenes.

El Señor me respondió y me dijo:
“Escribe la visión que te he manifestado,
ponla clara en tablillas
para que se pueda leer de corrido.
Es todavía una visión de algo lejano,
pero que viene corriendo y no fallará;
si se tarda, espéralo, pues llegará sin falta.
El malvado sucumbirá sin remedio;
el justo, en cambio, vivirá por su fe”.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial

Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Lecturas Ciclo C | Etiquetado | Deja un comentario

Introducción al Evangelio de San Marcos

Introducción al Evangelio de San Marcos

Comparto 12 videos que proponen una guía de lectura ordenada del Evangelio de San Marcos. Se trata de comprender la estructura literaria, contexto histórico y posibles interpretaciones de pasajes seleccionados. 

Agradezco los comentarios u observaciones pertinentes. 

Ojalá sea de ayuda a los interesados.

Enlace a los videos: Clic aquí

Descargar documento guía en word; Clic aquí…

Descargar documento guía en pdf; Clic aquí…

Seguir leyendo

Publicado en Cursos online, San Marcos | Etiquetado , , , | 1 Comentario

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Primera lectura

Lectura de la profecía de Amós (6,1a.4-7):

Esto dice el Señor omnipotente:
«¡Ay de aquellos que se sienten seguros en Sion,
confiados en la montaña de Samaría!
Se acuestan en lechos de marfil,
se arrellanan en sus divanes,
comen corderos del rebaño y terneros del establo;
tartamudean como insensatos
e inventan como David instrumentos musicales;
beben el vino en elegantes copas,
se ungen con el mejor de los aceites
pero no se conmueven para nada por la ruina de la casa de José.
Por eso irán al destierro,
a la cabeza de los deportados,
y se acabará la orgía de los disolutos».

Palabra de Dios

Salmo

Seguir leyendo

Publicado en Lecturas Ciclo C | Etiquetado | Deja un comentario

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C (Lucas 16,19-31)

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

(Lucas 16,19-31) 

Evangelio

Lectura del santo evangelio según San Lucas  

La parábola del rico y el pobre Lázaro

19«Había un hombre rico, que se vestía con ropa fina y elegante y que todos los días ofrecía espléndidos banquetes.20Había también un pobre llamado Lázaro, que estaba lleno de llagas y se sentaba en el suelo a la puerta del rico.21Este pobre quería llenarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas.22Un día el pobre murió, y los ángeles lo llevaron a sentarse a comer al lado de Abraham. El rico también murió, y fue enterrado.

23«Y mientras el rico sufría en el lugar adonde van los muertos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro sentado a su lado.24Entonces gritó: “¡Padre Abraham, ten lástima de mí! Manda a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua y venga a refrescar mi lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.”25Pero Abraham le contestó: “Hijo, acuérdate que en vida tú recibiste tu parte de bienes, y Lázaro su parte de males. Ahora él recibe consuelo aquí, y tú sufres.26Aparte de esto, hay un gran abismo entre nosotros y ustedes; de modo que los que quieren pasar de aquí allá, no pueden, ni de allá tampoco pueden pasar aquí.”

27«El rico dijo: “Te suplico entonces, padre Abraham, que mandes a Lázaro a la casa de mi padre,28donde tengo cinco hermanos, para que les llame la atención, y así no vengan ellos también a este lugar de tormento.”29Abraham dijo: “Ellos ya tienen lo escrito por Moisés y los profetas: ¡que les hagan caso!”30El rico contestó: “Padre Abraham, eso no basta; pero si un muerto resucita y se les aparece, ellos se convertirán.”31Pero Abraham le dijo: “Si no quieren hacer caso a Moisés y a los profetas, tampoco creerán aunque algún muerto resucite.”»

Palabra del Señor

Comentario 

Seguir leyendo

Publicado en Ciclo C, San Lucas | Etiquetado | Deja un comentario

Análisis narrativo de Éxodo 3,1-9

Análisis narrativo de Éxodo 3,1-9

 

El presente análisis narrativo de Éxodo 3,19 es fruto del trabajo realizado durante el curso de Análisis Narrativo impartido por el Profesor Fabrizio Ficco en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia, durante el primer semestre del año 2008. 

Para descargar el pdf, Clic aquí …

 

INTRODUCCIÓN

«Mosè dice:
Devo avvicinarmi a vedere questo meraviglioso spettacolo’.
Se egli non si avvicina, cioè se non rifugge dal vizio,
non può osservare quella grande meraviglia.
(Girólamo, Trattati sui Salmi, Salmo 140)»[1].

El campo semántico presente en Ex 3,1-9, sin dudar, corresponde al ver[2], expresado en la raíz ראה x6 (r’h) y por el verbo en su forma causativa נבט x1 (nbṭ). La simple apreciación de la repetición verbal dominante introduce el tema de la teofanía[3] desde el punto de vista literario, permitiendo el texto que se le apliquen categorías y filtros propios del análisis narrativo. Respecto a la delimitación del texto, he optado en el presente trabajo por trabajar los versículos del 1 al 9, porque me ha parecido sugerente el título que A. Nepi coloca a dicha sección: Sguardo chiama sguardo. En este sentido, el ver de Moisés permite que se desarrolle la trama, se inicien movimientos físicos y se describan las intenciones de la Palabra divina y la respuesta humana.

Uno de los elementos que llamaron mi atención, y el cual profundizaré posterior de presentar los problemas de crítica textual y algunos elementos propios del análisis narrativo, es la reacción de Moisés, quien en el v.6, se cubre el rostro porque tenía temor de ver al Señor (כִּ֣י יָרֵ֔א מֵהַבִּ֖יט אֶל־הָאֱלֹהִֽים). El actuar divino, relatado en los versículos 7-9, tienen su inicio precisamente en el ver (רָאֹ֥ה רָאִ֛יתִי) sin temor, de parte de Dios el sufrimiento y clamor de su pueblo. Al final del trabajo, profundizados los dos verbos de percepción como palabras claves (ראה / נבט), ofreceré algunas lineas conclusivas que nos permitan acercarnos a los personajes desde una óptica narrativa orientada por el progreso y fuerza de su campo semántico.

Seguir leyendo

Publicado en Antiguo Testamento | Etiquetado , , | Deja un comentario

Yo solo, ¿qué puedo ser?

Yo solo, ¿qué puedo ser?

Un día escogí ser
reflejo sin sol,
agua sin fuente,
voz sin garganta
y me perdí en mí.

Tú me guardaste,
sol en tus ojos,
agua en tus manos,
voz en tu oído
y me encontré en ti.

Seguir leyendo

Publicado en Oración | Etiquetado | Deja un comentario

XXV Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C (Lucas 16,1-13)

XXV Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

(Lucas 16,1-13)

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (16,1-13)

1Jesús contó también esto a sus discípulos: «Había un hombre rico que tenía un mayordomo; y fueron a decirle que éste le estaba malgastando sus bienes.2El amo lo llamó y le dijo: “¿Qué es esto que me dicen de ti? Dame cuenta de tu trabajo, porque ya no puedes seguir siendo mi mayordomo.”3El mayordomo se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me deja sin trabajo? No tengo fuerzas para trabajar la tierra, y me da vergüenza pedir limosna.4Ya sé lo que voy a hacer, para tener quienes me reciban en sus casas cuando me quede sin trabajo.”5Llamó entonces uno por uno a los que le debían algo a su amo. Al primero le preguntó: “¿Cuánto le debes a mi amo?”6Le contestó: “Le debo cien barriles de aceite.” El mayordomo le dijo: “Aquí está tu vale; siéntate en seguida y haz otro por cincuenta solamente.”7Después preguntó a otro: “Y tú, ¿cuánto le debes?” Éste le contestó: “Cien medidas de trigo.” Le dijo: “Aquí está tu vale; haz otro por ochenta solamente.”8El amo reconoció que el mal mayordomo había sido listo en su manera de hacer las cosas. Y es que cuando se trata de sus propios negocios, los que pertenecen al mundo son más listos que los que pertenecen a la luz.

9«Les aconsejo que usen las falsas riquezas de este mundo para ganarse amigos, para que cuando las riquezas se acaben, haya quien los reciba a ustedes en las viviendas eternas.

10«El que se porta honradamente en lo poco, también se porta honradamente en lo mucho; y el que no tiene honradez en lo poco, tampoco la tiene en lo mucho.11De manera que, si con las falsas riquezas de este mundo ustedes no se portan honradamente, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas?12Y si no se portan honradamente con lo ajeno, ¿quién les dará lo que les pertenece?

13«Ningún sirviente puede servir a dos amos; porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas.»

Palabra del Señor

Comentario

Seguir leyendo

Publicado en Ciclo C, San Lucas | Etiquetado | Deja un comentario